Qué son los Miomas uterinos y cómo pueden afectar al embarazo

Qué son los Miomas uterinos y cómo pueden afectar al embarazo

¿Qué son los miomas?

Los miomas uterinos (fibromas o leiomiomas) suponen la patología benigna más frecuente del aparato reproductor femenino.

Los miomas uterinos son tumoraciones benignas, hormono-dependientes, monoclonales, dependientes del músculo liso uterino, que aparecen como nódulos sólidos de tamaño y localización variable. Se trata de una patología muy heterogénea en la que es posible que los mecanismos fisiopatológicos no sean siempre los mismos, ya que pueden intervenir factores genéticos, hormonales, vasculares, profibróticos…

¿Qué factores se asocian a su desarrollo?

Hay distintos factores de riesgo asociados a su aparición:

  • Edad: Más incidencia en mujeres de mayor edad
  • Factores raciales: Menor incidencia en la raza caucásica que en la raza negra
  • Historia menstrual y pariedad: Menarquía temprana y multipariedad se asocian a mayor frecuencia de aparición.
  • Factores dietéticos y consumo tóxicos: el exceso de consumo de carnes rojas, una dieta pobre en verduras y fruta o el consumo de alcohol incrementan el riesgo de aparición
  • Hipertensión arterial: aumenta el riesgo

¿Qué tipos de miomas uterinos existen?

Según su localización se clasifican, de una manera muy esquemática:

  •  Subserosos: crecen hacia el exterior de la pared uterina.
  • Intramurales: crecen en el espesor de la pared uterina
  •  Submucosos: crecen hacia el interior afectando a la cavidad.

¿Cómo afectan los miomas uterinos a la fertilidad?

Es difícil cuantificar el verdadero impacto de los diferentes miomas sobre la reproducción, ya que la frecuencia de la miomatosis uterina aumenta con la edad y la fertilidad disminuye con ella. La presencia de miomas uterunis en pacientes que desean reproducción está aumentando progresivamente ahora que la edad de comenzar a tener hijos se esta retrasando Además, algunas mujeres con miomas uterinos quedan embarazadas espontáneamente.

Sin embargo, está claro que de los distintos tipos de miomas, los miomas submucosos disminuyen las tasas de gestación en los ciclos de fecundación in vitro debido a diferentes mecanismos:

  • Alteración de la cavidad endometrial.
  • Alteración del flujo uterino y subendometrial.
  • Alteraciones de la contractilidad uterina.
  • Afectación al desarrollo embrionario.
  • Efecto masa que obstruye o deforma los ostiums uterinos.

¿Son frecuentes?

En términos generales, los miomas uterinos se encuentran en el 20-40% de las mujeres en edad reproductiva y los miomas submucosos representan menos del 10% del total, pero son los responsables del 2-3% de los casos de esterilidad.

Habitualmente se realiza el diagnóstico mediante ecografía aunque ocasionalmente puede sospecharse su diagnóstico tras la realización de una histerosalpingografía en el curso de un estudio de esterilidad o estudio por tras un aborto.

Los miomas (fibromas o leiomiomas) suponen la patología benigna más frecuente del aparato reproductor femenino.

¿Afectan los miomas uterinos al embarazo?

Los miomas pueden crecer durante el embarazo aunque la mayoría no aumenta más del 10%. Entre un 22-32% aumentan significativamente su tamaño mientras que en un 8-27% de los casos se reducen.

La mayoría de las gestantes con miomas uterinos no experimentan ningún síntoma durante el embarazo. El dolor es la clínica que presentan con mayor frecuencia relacionado sobre todo con los de mayor tamaño y con una vascularización insuficiente.

También se describe un ligero aumento de las complicaciones obstétricas:

Riesgo de aborto: si bien los miomas submucosos y en menor medida los intramurales se asocian a un mayor riesgo de aborto, los miomas subserosos no son causa de pérdida gestacional.

  • Sangrado durante el embarazo
  • Aumento riesgo de parto pretérmino.
  • Riesgo de desprendimiento de placenta.
  • Hemorragia postparto.
  • Aumento incidencia parto quirúrgico (localización)
  • Hemorragia postparto.

¿En qué casos estaría indicado su extirpación?

  • Miomas intramurales: la mayoría de los autores recomiendan miomectomía en miomas intramurales que distorsionan la cavidad endometrial (con independencia de su tamaño) y en el caso de miomas mayores de 5 cm aunque no distorsionen la cavidad
  • Miomas submucosos: siempre en pacientes estériles.
  • Miomas subserosos: solo los de gran tamaño que afecten a la capacidad reproductiva por distorsión anatómica o clínica (mayores de 6-8 cm) y siempre de forma individualizada.

¿Cómo se tratan?

En cuanto a la técnica quirúrgica, dependerá la vía de abordaje según su tamaño y el componente intramural que presenten. También entra en consideración la edad de la paciente a la hora de determinar el tipo de tratamiento (miomectomía abdominal, miomectomía laparoscópica o miomectomía histeroscópica )

La localización, el número y el tamaño de los fibromas determina de forma definitiva la repercusión reproductiva y nuestra actitud hacia ellos, siendo a veces obligada su extirpación para mejorar las tasas de embarazo, encontrándose tasas de concepción después de una miomectomía en los submucosos del 53-70%.

¿Cómo afectan los tratamientos de reproducción a la evolución de los miomas uterinos?

En teoría, la elevación de los estrógenos endógenos que se produce como consecuencia de la estimulación ovárica en técnicas de reproducción asistida, así como la administración de progesterona como soporte de la fase lútea, podría favorecer el crecimiento de los miomas. Sin embargo dado que la elevación de dichos niveles se produce de forma puntual, también es posible que dicho efecto sobre el volumen sea transitorio.

Sin embargo, los trabajos experimentales de los que se dispone no han puesto de manifiesto el crecimiento de miomas uterinos en pacientes sometidas a estimulación ovárica. La intensidad a la respuesta de la estimulación, tampoco se relacionó con cambios en su tamaño.

En cualquier caso debes recordar tres cosas:

  • Los miomas pertenecen a las patologías benignas; es decir, no tengas miedo a que se conviertan en tumores malignos. Son benignos pero has de controlarlos.
  • La paciente embarazada con miomas se considera embarazo de alto riesgo obstétrico. Por lo tanto si estás embarazada y tienes miomas incrementaremos el control y seguimiento del embarazo y del crecimiento de los propios miomas
  • La clave del éxito del embarazo con miomas es, precisamente, este control periódico, su seguimiento y tratamiento individualizado.

En la Clínica Segrelles podrás encontrar un grupo de profesionales de Ginecología, Obstetricia y Reproducción Asistida que sabremos aconsejarte en la terapia más adecuada, en el control de tus miomas y ayudarte si quieres ser madre.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Veirase S.L. .
  • FinalidadModerar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios JACABA S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.