En este momento estás viendo Tratamiento de Estimulación ovárica

Tratamiento de Estimulación ovárica

La estimulación ovárica es un tratamiento médico que tiene como objetivo lograr la maduración de varios folículos  que permitan conseguir el número máximo de ovocitos. Con esto se consigue aumentar el número de ovocitos recuperados para fecundar y, con ello, el número de embriones y la posibilidad de conseguir un embarazo.

En Segrelles IVF individualizamos cada tratamiento para conseguir una tasa de éxito superior en cada paciente.

En que consiste la estimulación ovárica: Protocolo

Un tratamiento de estimulación ovárica consiste en la administración de gonadotrofinas y agonistas o antagonistas de los gnRH por vía subcutánea, intramuscular, la combinación de ambos y spray. La forma más habitual es la subcutánea.

El inicio de este tratamiento deberá realizarse entre el primer y tercer día de regla y se acompaña de una ecografía vaginal para comprobar que el ovario está en reposo.

Con esta medicación se consigue que en ambos ovarios se desarrollen varios folículos (hiperestimulación ovárica controlada).

Se pueden seguir distintos protocolos:

Dentro de un proceso de estimulación ovárica, se pueden distinguir distintos procedimientos: protocolo ultracorto, corto, largo, con agonista y corto con antagonistas.

Todo ello de acuerdo con cada caso en particular, ya que la personalización de la paciente, es una de las claves del éxito en cualquier técnica o tratamiento de reproducción asistida

El desarrollo del ciclo se va evaluando mediante controles ecográficos y dosificaciones hormonales y en función de estos parámetros ajustamos las dosis.

La duración del tratamiento suele ser de 10-13 días, según la respuesta de la paciente, hasta alcanzar el tamaño adecuado de los folículos.

Es importante el seguimiento del ciclo con el fin de evitar posibles complicaciones

tratamiento de estimulación ovárica

Estimulación ovárica efectos secundarios

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica (en la actualidad disponemos de varias pautas para evitarlo o minimizarlo).
  • Cancelación del ciclo por distintos motivos (10%):
  • Niveles hormonales bajos o con irregularidades (nos indican que los ovocitos que se van a obtener, no serán de buena calidad)
  • Escasa aparición de folículos (baja respuesta)
  • Ovulación adelantada que no permite determinar con precisión, el momento adecuado para la extracción de los ovocitos.

En la mayoría de los casos, la utilización de un nuevo protocolo o la modificación en el uso del ya empleado, permiten intentar nuevo un ciclo tras un periodo de descanso de entre 2 ó 3 meses.