Tratamiento de Ovodonación: Dudas más habituales

Existen muchas ocasiones en las que una mujer ha de recurrir a un tratamiento de fertilidad con óvulos de donante o lo que en general se conoce como ovodonación. Es uno de los tratamientos con mejores tasas de éxito siempre y cuando se hayan eliminado otros factores que puedan generar infertilidad.

¿Qué pacientes llegan a un tratamiento de ovodonación?

Causas medicas aparte, existen tres tipologías de pacientes que llegan a un tratamiento de ovodonación.

  1.  Las pacientes que previamente se han sometido a varios intentos previos de Fecundación in Vitro con sus propios óvulos que han finalizado sin que se haya podido realizar una transferencia embrionaria, bien debido a la mala calidad embrionaria derivada de la mala calidad de sus ovocitos o a aquellas cuya consecuencia son betas negativas o abortos. Aquí el desgaste emocional es muy importante y el miedo a no poder ser nunca madres les invade. Aparte del coste emocional está el coste económico, viendo como sus recursos van disminuyendo sin conseguir el embarazo tan deseado. En estos casos el tratamiento de ovodonación se plantea como una alternativa que le ofrecería más posibilidades reales de alcanzar su sueño.
  2. Las pacientes o parejas que por motivos personales, profesionales , etc, han retraso tanto la edad para ser madres que ya no queda otra alternativa más que la ovodonación.
  3. Aquellas mujeres en las que, aun siendo jóvenes, por causas genéticas, innatas o derivadas de algún tratamiento médico agresivo.

Principales miedos al Tratamiento de Ovodonación

Tener un hijo nacido por ovodonación puede generar inquietudes en los futuros padres. Independientemente de cómo se haya llegado al tratamiento de ovodonación, las dudas o los miedos que se plantean todas las parejas / pacientes son prácticamente comunes :

        No se parecerá a mí

  • Las dudas sobre el parecido físico son constantes. A la hora de seleccionar a la donante se tendrán en cuenta las características fenotípicas, grupo sanguíneo para que sea fenotípicamente lo más compatible con la receptora de los ovocitos.

        No tendrá a mi carga genética

  • Anteriormente se creía que la genética era algo inamovible, algo con lo que se nace y que no se modifica durante toda la vida. Hoy en día sabemos que esto no es cierto, y que la epigenética o los cambios ambientales que afectan al ADN y provocan una expresión diferente de la original está ahí. Un estudio reciente confirma que las gestantes pueden variar la genética de sus futuros hijos durante el embarazo incluso si el óvulo no es propio. Esto se debería a que la variación genética se produce antes de que este óvulo se implante en el endometrio materno. Con esto se rompe el rechazo inicial de aquellas madres que tienen que recurrir a la donación de ovocitos para cumplir sus deseos reproductivos. Los genes no van a ser los suyos, eso es imposible, pero sí que podrán modularlos con su carga genética. Este hallazgo muestra un intercambio entre endometrio y embrión, algo que ya sospechábamos por la coincidencia de algunos rasgos físicos entre madres e hijos de este tratamiento.

“Por lo tanto, estos últimos estudios sobre epigenética parecen indicar que la madre gestante si pueden influir en la genética del feto”.

Dudas respecto a la donante

Para poder participar en un programa de donación de óvulos, los requisitos para donar óvulos están estipulados por ley y son bastante rigurosos. Algunos de los requisitos para donar óvulos son los
siguientes:

  1. Mujeres con edades comprendidas entre 18 y 35 años.
  2. Estar en perfecto estado de salud física y mental.
  3. No padecer malformaciones, enfermedades genéticas o congénitas ni hereditarias. Los familiares próximos tampoco pueden padecer estas enfermedades, por lo que la donante no podrá ser adoptada.
  4. Poseer un funcionamiento normal del aparato reproductor.
  5. No haber dado a luz más de 5 hijos, ya que la ley establece un límite de 6 alumbramientos por donante.
  6. Aunque no es imprescindible, es positivo que la donante ya haya sido madre para garantizar su fertilidad.
  7. Pasar por un estudio psicológico.
  8. Además de estos requisitos para donar óvulos, las donantes deberán pasar dos pruebas, una de fertilidad y otra para garantizar la no transmisión de enfermedades infecciosas ni de índole sexual.
  9. Análisis de sangre que abarca un estudio de herpes, Hepatitis B y C, Sífilis y Sida.
  10. El estudio de fertilidad incluye: hemograma completo, examen ginecológico, ecografía vaginal y análisis de cromosomas.

Anonimato

El anonimato de los donantes está asegurado según indica la Ley vigente. La regulación del anonimato de los donantes de gametos, tanto de óvulos como de esperma, viene recogido en el artículo 5 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida en la Legislación española. Existe una única excepción en cuanto al anonimato de los donantes: “Excepcionalmente, en circunstancias extraordinarias que comporten un peligro cierto para la vida o la salud del hijo o cuando proceda con arreglo a las Leyes procesales penales, se podrá revelar la identidad de los donantes, siempre que dicha revelación sea indispensable para evitar el peligro o para conseguir el fin legal propuesto.

Dicha revelación tendrá carácter restringido y no implicará en ningún caso publicidad de la identidad de los donantes” “Una vez que ves a tu hijo sano, su sonrisa, y lo tienes en tus brazos, verás que lo que menos te importa es a quién se parece”

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Veirase S.L. .
  • FinalidadModerar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios JACABA S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.