En este momento estás viendo Diferenciar el sangrado de implantación y sangrado de menstruación

Diferenciar el sangrado de implantación y sangrado de menstruación

¿Definición de sangrado de implantación?

El sangrado de implantación suele darse en las primeras semanas de gestación, cuando el embrión, se adhiere a la pared interna del útero y rompe unas pequeñas venas y arterias del endometrio, lo que puede provocar el sangrado. Este sangrado no viene provocado por un proceso o violento, ni tampoco indica un problema grave.

Normalmente cuando el embrión se adhiere al endometrio lo hace asegurándose el intercambio de nutrientes durante los siguientes meses que duré la gestación. Es por eso que durante el proceso de adhesión se rompen los capilares del endometrio originando un pequeño sangrado.

La sangre perdida en este proceso es lo que identificamos como sangrado de implantación y es ligeramente diferente a la sangre menstrual. Cabe indicar que este sangrado no siempre es indicativo de un embarazo ya que el endometrio tiende a estar irrigado y las pérdidas pueden estar originadas por otras causas.

La implantación, un proceso clave

Todo embarazo, ya sea de forma natural o por técnicas de reproducción asistida, depende en gran medida de la capacidad de implantación del embrión a la pared uterina, lo que llamamos implantación embrionaria.

Así pues, la implantación embrionaria se define como el proceso en el que el embrión, en estadio de blastocisto, se adhiere a la pared interna del útero, conocida como endometrio. Si el embrión consigue fijarse a ese tejido que reviste el útero se dará por iniciada la gestación y comenzará a formarse una placenta que será el sustento y protección del futuro bebé.

¿Cuáles son las etapas de la implantación embrionaria?

Además de ser uno de los mayores misterios, es un proceso determinante que influye decisivamente en el éxito del embarazo.

Se divide en cuatro etapas:

Eclosión: el embrión se posiciona dentro de la cavidad uterina sobre el tejido endometrial y se desprende de la zona pelúcida

Aposición: en torno a los 5-8 días el blastocisto se orienta en busca de un lugar donde adherirse e implantarse con el polo embrionario hacia el endometrio.

Adhesión: a través de las moleculas de adhesión y los pinópodos se produce la unión del trofoectodermo y el epitelio endometrial. en este momento el endometrio pasa de un estado no receptivo a un estado receptivo.

Invasión: este proceso ocurre en el dia 8. el Embrión penetra en los vasos sanguineos maternos. Las células trofoblásticas desplazan, disocian y sustituyen a las células epiteliales, continuando por invadir la membrana basal y el estroma subyacente.

etapas implantación embrionaria

Por lo general, el sangrado de implantación es un sangrado escaso y más ligero que el sangrado de menstruación. En casos normales estamos hablando de una duración de entre 24/48 horas, con casos excepcionales donde el sangrado puede durar horas o minutos.

El aspecto de este sangrado también es diferente. El color puede ser suave u oscuro, casi marrón. Si el sangrado tiene un color rojo intenso lo más probable es que no se deba a un sangrado de implantación.

Al tratarse de un proceso natural no supone un riesgo de aborto y por ende tampoco debe ser dolor que vaya en aumento, en todo caso, podría ocasionar un leve dolor debajo del vientre.

¿Cuándo hay un fallo de implantación embrionaria?

En términos de reproducción asistida, se considera que existe un fallo de implantación cuando después de tres ciclos de fecundacion in vitro o tras una transferencia de entre 6 – 10 embriones de buena calidad no se consigue el embarazo.

Existen diversas pruebas que ayudan a encontrar el problema de estos fallos en la implantacion del embrion en el endometrio, por supuesto, las causas son muy diferentes unas a otras dependiendo de cada caso en particular.

Causas como las anomalías de tipo cromosómicos que pueden afectar al embrión o los progenitores

La recepción del endometrio: normalmente el endometrio es mas receptivo entre el dia 19 y 21 de ciclo. No obstante cada caso tiene que estudiarse de forma individualizada ya que no todas las mujeres tienen el mismo ciclo.

Hábitos de vida saludable: sabemos que el tabaco puede producir alteraciones hormonales que afectan a la reserva ovárica de la mujer, también sabemos que el sobrepeso puede originar problemas en el sistema endocrino

La edad de la mujer es el factor más determinante cuando hablamos de fertilidad. A medida que avanza la edad, la fertilidad se resiente. A medida que la edad aumenta, las posibilidades de tener un fallo de implantación son mayores.

¿Puedo mejorar o aumentar la tasa de implantación?

En muchas ocasiones se recomienda un diagnostico genético preimplantacional para mejorar las tasas de implantación. Ésta técnica se centra en el estudio de los embriones, de esta manera separaremos los embriones con peor calidad para centrarnos solo en aquellos embriones con una calidad alta, capaces de aumentar las posibilidades de implantación una vez hemos realizado la transferencia