En este momento estás viendo La punción ovárica: extracción de óvulos

La punción ovárica: extracción de óvulos

Una vez terminado el protocolo de estimulación ovárica adecuado para la paciente, pasaremos a la punción ovárica o punción folicular: una intervención sensible cuyo objetivo es la extracción de óvulos.

Cuando por ecografía vemos que los folículos han alcanzado un tamaño y número adecuado, se procede a la recuperación de los mismos mediante la punción de ovárica; 36 horas antes de la punción, habremos procedido a la administración de HCG o agonistas con el fin de inducir la maduración ovocitaria.

La captación de ovocitos mediante punción ovárica se realiza en el quirófano, bajo sedación de una duración aproximada de 10 minutos durante los cuales la paciente no siente ningún tipo de molestia.

La punción ovárica puede tener dos tipos de usos:

  • La punción como parte de un tratamiento de fecundación in vitro: los óvulos que se «aspiran» se utilizarán como parte de un tratamiento FIV
  • La punción como parte de un tratamiento de preservación de la fertilidad: en este caso la mujer decide hacer una punción con el fin de vitrificar sus óvulos y poder utilizarlos más adelante sin perder la calidad de los mismos.

¿Cómo es la punción ovárica?

Un requisito vital para que la punción ovárica transcurra con normalidad y no nos encontremos con efectos secundarios no previstos es la necesidad de ayuno total durante al menos 6 horas antes de la intervención.

La punción ovárica se realiza por vía vaginal, guiada por ecografía y con una aguja fina conectada a un sistema de aspiración.

Se aspiran todos los folículos de ambos ovarios, obteniendo de este modo los ovocitos que hay en el interior del líquido folicular y que van a caer en un medio de cultivo especial y atemperado.

Todo este contenido se recoge en tubos o jeringas que son entregados, lo más rápido posible, al laboratorio de embriología para el recuento y valoración de los ovocitos (cabe mencionar que no todos los folículos que aspiramos tendrán ovocitos adecuados).

Una vez realizada la punción ovárica, la paciente estará en observación aproximadamente unas dos horas, pasado este tiempo y tras comprobar que todo está bien, la paciente regresa a casa. Cabe indicar que la técnica de punción no resulta molesta, además siempre utilizaremos una leve sedación para evitar posibles molestias en la paciente.

En este punto, es imperativo que acuda acompañada porque puede sentirse un poco desorientada como consecuencia de la anestesia.

La punción ovárica es una técnica sencilla que en raras ocasiones puede provocar molestias en la paciente, en este tipo de técnicas es trascendental el nivel y experiencia del médico facultativo que vaya a realizar dicho procedimiento.

Después de la punción ovárica

Es posible que ese mismo día tenga pequeñas molestias o se produzca algún sangrado vaginal derivados de la punción folicular. Lo más adecuado es hacer reposo durante el día de la punción y no realizar grandes esfuerzos para dar tiempo al organismo a recuperarse del todo.

punción ovárica segrelles ivf

¿Y si no se consiguen extraer ovocitos?

La imposibilidad de obtener ovocitos es excepcional, pero puede ocurrir que los folículos no sean accesibles o que la calidad y el grado de madurez de los mismos no sea el adecuado. Puede producirse el síndrome de folículos vacíos (SFV) en cuyo caso se tendrá que hacer un estudio antes del inicio de un nuevo ciclo de fecundación in vitro.

El síndrome de folículos vacíos se presenta inhabitualmente y resulta frustrante para la mujer ya que supone la cancelación del ciclo en la mayoría de las veces. Es incierto como a pesar de hacer un control meticuloso en el crecimiento de los folículos y unos controles hormonales no se consigan obtener óvulos.

Sin embargo no hay que alarmarse en exceso ya que este síndrome no tiene porqué comprometer la fertilidad de la mujer, y es que la posibilidad de volver a tener éste síntoma repetido es muy pequeña.