En este momento estás viendo Microinyección espermática (FIV ICSI)

Microinyección espermática (FIV ICSI)

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Existen dos técnicas de Fecundación In Vitro: FIV Convencional y FIV ICSI (Microinyección Espermática)

¿Qué es la microinyección espermática?

La ICSI o microinyección espermática es una técnica especifica de laboratorio que trata de fecundar un óvulo con un solo espermatozoide, logrando mejores resultados que una fecundación convencional.

La microinyección espermática está indicada para mujeres o pareja con una reserva ovárica baja y que necesitan aumentar sus probabilidades de embarazo, por supuesto también esta indicada en casos donde la mujer sufra de alguna enfermedad o que por diferentes motivos no consiga un embarazo.

También esta indicada en varones que presenten una muestra espermática mala ya sea por morfología o cantidad de los espermatozoides,.

Pasos de una ICSI

Al igual que la fecundación in vitro convencional, este tratamiento comienza con una estimulación ovárica. Como ya hemos indicado, la estimulación ovárica se realiza con medicación personalizada después de haberse realizada las controles ecográficos pertinentes. La estimulación tiene una duración aproximada de 15 días donde podemos diferenciar dos etapas: la primera etapa compuesta por fármacos que buscan el desarrollo folicular y una segunda etapa encargada de inducir la ovulación, caracterizada por llevarse a cabo 36 hrs antes de la punción folicular o punción ovárica

Una vez realizada la punción ovárica donde hemos obtenido el líquido folicular y hemos valorado el número y tipo de ovocitos, comienza una fase específica del laboratorio, la fecundación.

En una fecundación convencional se pone en contacto una muestra de espermatozoides (previamente seleccionada) en el medio de cultivo donde se encuentras los ovocitos y son los propios espermatozoides los que fecundan los ovocitos. Si un espermatozoide es capaz de penetrar un óvulo y fecundar se produce un cierre.

Si hay un fallo en la fecundación convencional, nos ayudaríamos de la técnica de ICSI (Microinyección espermática) para transportar al espermatozoide dentro del óvulo. Es ésta técnica él o la biólogo/a será el encargado de seleccionar el espermatozoide mejor capacitado para cada óvulo

Escoger la técnica de fecundación va a depender de los resultados y pruebas previas. La individualización de cada paciente y la realización de pruebas a la mujer y varón es fundamental para aumentar las probabilidades de éxito del tratamiento.

¿Fecundación convencional o microinyección espermática?

Si tenemos un gran número de óvulos podemos utilizar las dos tipos de técnicas: la fecundación convencional o la microinyección espermática. Ya que en el caso de haber un fallo en la técnica convencional podremos resolverlo con la microinyección espermática.

Cuando el número de óvulos es reducido, la mejor opción es ir a la técnica ICSI, de esta manera garantizamos unas mayores posibilidades de fecundación.

Después de fecundar el óvulo en el laboratorio procederemos con la siguiente etapa del ciclo, la transferencia embrionaria.

Tasas de éxito de una Fecundación in vitro

El éxito de esta técnica depende mucho de la edad de la mujer. Actualmente la tasa de embarazo por ciclo esta situada en torno al 40%-65%, en pacientes menores a 32 años la tasa de embarazo puede subir hasta el 70% por cada 3 ciclos.

Sabemos que para aumentar la tasa de éxito en un tratamiento de reproducción asistida es necesario individualizar cada caso, de esta manera los procesos serán específicos para cada paciente.