Hiperémesis Gravídica

Hiperémesis gravídica. Es la presencia de náuseas y vómitos intensos y persistentes durante el embarazo. Pueden llevar a la deshidratación, pérdida de peso y desequilibrios electrolíticos. Las naúseas matutinas se refieren a las naúseas y vómitos que ocurren al inicio del embarazo. Hiperémesis Gravídica. medlineplus.gov. 18 feb. 2017.

Entre los síntomas más comunes de las primeras semanas del embarazo se encuentran las náuseas y los vómitos. Se dice que hasta un 75% de las mujeres embarazadas llegan a tener náuseas y vómitos durante el primer trimestre, aunque en algunos casos, se presentan en cualquier momento del embarazo.

Pero este malestar ocasional se debe diferenciar de la Hiperémesis Gravídica que consiste en náuseas y vómitos de difícil control, con evolución hacia la severidad, que producen deshidratación, pérdida de peso corporal hasta de un 5% y desequilibrios electrolíticos.

¿Por qué se produce?

La etiología no está del todo clara, pero la mayoría de los autores coincide en que se origina por los niveles circulantes en sangre de la hormona Gonadotrofina Coriónica (HCG) producida por la placenta, lo cual explica porque es más común en embarazos gemelares y en la enfermedad trofoblástica, condiciones en las que aumentan considerablemente los niveles circulantes de esta hormona.

También se ha asociado a los niveles de Progesterona e incluso de Estradiol, así como de hormonas tiroideas. Fuera del ámbito hormonal, se han señalado otros factores casuales asociados como alteraciones gastrointestinales, deficiencias alimentarias y factores psicosomáticos.

¿Cuáles son los síntomas y signos?

  1. Náuseas y vómitos constantes, de difícil control.
  2. Aumento de la salivación.
  3. Deshidratación.
  4. Pérdida de peso corporal.
  5. Desequilibrios hidro-electrolíticos y ácido-base (sodio, potasio, magnesio, pH).
  6. Cetonuria (presencia de cuerpos cetónicos en orina a consecuencia de la deshidratación y
    desnutrición).
  7. Hematemesis o sangrado al vomitar por daño a la mucosa esofágica por el ácido gástrico, por la frecuencia excesiva y el esfuerzo al vomitar.
  8. En el recién nacido, en casos graves: partos prematuros, bajo peso al nacer.

¿Cómo se diagnostica la Hiperémesis Gravídica ?

El diagnóstico es principalmente clínico. Generalmente se trata de una embarazada de más de 8 semanas, aunque puede presentarse en cualquier momento del embarazo, la cual está presentando náuseas y vómitos incontrolables, pasando períodos de intolerancia a líquidos de 12 horas o más, con signos de deshidratación, debilidad, mareos, hipotensión, desmayo.

El diagnóstico se complementa con algunas pruebas de laboratorio como el hemograma, los electrolitos (Sodio, Potasio), pH sanguíneo, examen de orina y sedimentos.

¿Cómo se trata la Hiperémesis Gravídica ?

La paciente debe ser ingresada para corregir la deshidratación y el desbalance electrolítico mediante hidratación intravenosa y administración de suplementos de sodio y potasio. Así como vitamina B6. En casos más severos, se puede requerir nutrición parenteral total.

Adicionalmente, se deben administrar anti-eméticos para detener las náuseas y los vómitos, existiendo diferentes tipos de medicamentos entre los que se incluyen los anti-histamínicos y los corticoides.

Durante su estancia hospitalaria, se debe recuperar la tolerancia de alimentos por vía oral, lo cual se hará de forma muy gradual y en pequeñas porciones repartidas en varias tomas durante el día (cada 2-3 horas) para minimizar el efecto desencadenante de los ácidos gástricos, evitando también alimentos de difícil digestión, con exceso de condimentos y olores o sabores fuertes.

En ciertos casos, se recomienda mantener la habitación con poca luz, restringir las visitas y brindar apoyo psicológico.

¿Cuál es el pronóstico?

Normalmente, la Hiperémesis Gravídica no acarrea mayores consecuencias. Si se diagnostica y se trata a tiempo, no se esperan complicaciones para la madre ni para el feto. Si, por el contrario, se retrasa el diagnóstico o el tratamiento, o éste no es efectivo en corto tiempo, pudiera producirse Restricción del Crecimiento Fetal, Parto Prematuro y Bajo Peso al Nacer. Afortunadamente, en la literatura médica son muy escasos los reportes de muerte materna y fetal por falla multi-orgánica posterior a insuficiencia renal por deshidratación severa a causa de Hiperémesis Gravídica.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Veirase S.L. .
  • FinalidadModerar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios JACABA S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.