Fecundación In Vitro paso a paso

Fecundación In Vitro paso a paso

¿Qué es la Fecundación In Vitro ?

La Fecundación In Vitro es una técnica de reproducción más avanzada que la Inseminación Artificial. ya que para llevar a cabo un tratamiento FIV es necesario tener un Laboratorio Médico con tecnología suficiente, además de un/a biólogo/a para unir un óvulo con un Espermatozoide.

¿En qué consiste una Fecundación In Vitro?

Consiste en la fecundación de los ovocitos con los espermatozoides en el Laboratorio, dando lugar a embriones que posteriormente se transfieren en número variable (de 1 a 3) en la cavidad uterina.

Indicaciones para un Tratamiento de Fecundación In Vitro

Dentro de las técnicas de reproducción asistida , la Fecundación in Vitro está indicada en: endometriosis, fallo de inseminación artificial, esterilidad de factor masculino, esterilidad de origen desconocido y disminución de la reserva ovárica.

Los principales factores pronósticos son la edad materna, la reserva ovárica, la capacidad reproductiva previa y la calidad embrionaria.

Un tratamiento de Fecundación in vitro se desarrolla en varias etapas:

  • Vitrificación de Embriones

En Segrelles IVF individualizamos cada tratamiento con el fin de aumentar las probabilidades de éxito.

Riesgos y complicaciones en un tratamiento de Fecundación in Vitro

En la práctica clínica los riesgos y complicaciones son escasos llegando a ser casi nulas, sin embargo, como técnica de Fecundación In Vitro existen unos posibles riesgos que hay que conocer.

Las técnicas derivadas a la Fecundación In Vitro son técnicas seguras y donde el paciente puede tener la seguridad y tranquilidad de estar bajo protocolos especializados.

Todas las técnicas, como cualquier técnica, tiene sus riesgos y complicaciones; ante una estimulación ovárica hay una hiperestimulación y, a veces, pueden aparecer ligeros síntomas que se clasifican como leves y son totalmente llevaderos y pasajeros para la paciente. Sin embargo, la hiperestimulación ovárica es una complicación seria que requiere de un protocolo específico para tratarlo.

1. Estimulación ovárica:

Mediante la administración de gonadotrofinas y agonistas o antagonistas de los gnRH por vía subcutánea, intramuscular, la combinación de ambos y spray. La forma más habitual es la subcutánea. Con esta medicación se consigue que en ambos ovarios se desarrollen varios folículos (hiperestimulación ovárica controlada).

Se pueden seguir distintos protocolos:

Protocolo ultracorto, corto, largo, con agonista, corto con antagonistas, todo ello de acuerdo con cada caso en particular, ya que la personalización de la paciente, es una de las claves del éxito en el tratamiento.

El desarrollo del ciclo se va evaluando mediante controles ecográficos y dosificaciones hormonales y en función de estos parámetros ajustamos las dosis.

La duración del tratamiento suele ser de 10-13 días, según la respuesta de la paciente, hasta alcanzar el tamaño adecuado de los folículos.

Es importante el seguimiento del ciclo con el fin de evitar posibles complicaciones:

  • Síndrome de hiperestimulación ovárica (en la actualidad disponemos de varias pautas para evitarlo o minimizarlo).
  • Cancelación del ciclo por distintos motivos (10%):
  • Niveles hormonales bajos o con irregularidades (nos indican que los ovocitos que se van a obtener, no serán de buena calidad)
  • Escasa aparición de folículos (baja respuesta)
  • Ovulación adelantada que no permite determinar con precisión, el momento adecuado para la extracción de los ovocitos.

En la mayoría de los casos, la utilización de un nuevo protocolo o la modificación en el uso del ya empleado, permiten intentar un nuevo ciclo, tras un periodo de descanso de 2 ó 3 meses.

2. Captación de ovocitos

Una vez terminado el protocolo de estimulación ovárica adecuada para la paciente, pasaremos a la obtención de ovocitos mediante punción ovárica.

Cuando por ecografía vemos que los folículos han alcanzado el tamaño y número adecuados se procede a la recuperación de los mismos mediante la punción-captación ovárica. 36 horas antes de la punción, habremos procedido a la administración de HCG o agonistas con el fin de inducir la maduración ovocitaria.

La captación de ovocitos mediante punción se realiza en el quirófano, bajo sedación de una duración aproximada de 10 minutos, durante los cuales la paciente no siente ningún tipo de molestia.

¿Cómo es el procedimiento de Punción Ovárica?

La punción ovárica se realiza por vía vaginal guiada por ecografía y con una aguja fina conectada a un sistema de aspiración.

Se aspiran todos los folículos de ambos ovarios, obteniendo de este modo los ovocitos que hay en el interior del líquido folicular y que van a caer en un medio de cultivo especial atemperado.

Todo este contenido se recoge en tubos o jeringas que son entregados, lo más rápido posible, al laboratorio de embriología para el recuento y valoración de los ovocitos (cabe mencionar que no todos los folículos que aspiramos tendrán ovocitos adecuados).

Tras el procedimiento, la paciente estará en observación aproximadamente unas dos horas y podrá marcharse a su domicilio.

¿Y si no se consiguen extraer ovocitos?

La imposibilidad de obtener ovocitos es excepcional, pero puede ocurrir que los folículos no sean accesibles o que la calidad y el grado de madurez de los mismos no sea el adecuado. Puede producirse el síndrome de folículos vacíos en cuyo caso se tendrá que hacer un estudio antes del inicio de un nuevo ciclo de FIV.

3. Fecundación de los ovocitos

Existen dos técnicas de Fecundación In Vitro: FIV Convencional y FIV ICSI (Microinyección Espermática)

Una vez realizada la Punción Ovárica donde hemos obtenido el líquido folicular y hemos valorado el número y tipo de ovocitos, comienza una fase específica del laboratorio, la fecundación.

En una primera fase, hay que darle un tiempo de reposo a los ovocitos para que se adecuen y, posteriormente es cuando vamos a producir la fecundación de los ovocitos.

FIV Convencional y FIV ICSI

Una vez que obtenemos los óvulos, vamos a ponerlos en contacto con una muestra de espermatozoides y serán los propios espermatozoides los que fecunden los óvulos. Si un espermatozoide es capaz de penetrar un óvulo y fecundar se produce un cierre.

Si hay un fallo en la Fecundación Convencional, nos ayudaríamos de la técnica ICSI (Microinyección espermática) para transportar el espermatozoide dentro del óvulo.

Escoger la técnica de fecundación va a depender de los resultados del Seminograma y pruebas anteriores. Dependiendo de los resultados vamos a determinar qué técnica llevar a cabo

¿Cuándo hacer una FIV Convencional o una Microinyección espermática?

Si tenemos un gran número de óvulos podemos utilizar las dos tipos de técnicas: FIV Convencional y ICSI (Microinyección Espermática). Ya que en el caso de haber un fallo en una FIV Convencional podremos resolverlo con la Microinyección Espermática.

Cuando el número de óvulos es reducido, la mejor opción es ir a la técnica de Microinyección Espermática (FIV ICSI), de esta manera garantizamos unas mayores posibilidades de fecundación.

Después de fecundar el óvulo en el laboratorio vamos a proceder con la siguiente etapa del ciclo que es la transferencia embrionaria.

En Segrelles IVF creemos que para tener éxito en un tratamiento de Fecundación In Vitro es necesario individualizar cada caso, de esta manera los procesos serán específicos para cada paciente.

4. Transferencia Embrionaria

El cuarto paso en un tratamiento de Fecundación In Vitro sería la transferencia embrionaria

Una vez que tenemos los óvulos fecundados (Fecundación), los dejamos en cultivo en el laboratorio para ver su evolución. En función del número de embriones y de su calidad decidiremos si esa transferencia será en día 2 (D2), día 3 (D3) o día 5 (D5).

¿Para qué sirven los días en Laboratorio?

Los días que los embriones están en laboratorio nos sirven para seguir su evolución, ya que no todos los embriones que obtengamos serán de buena calidad ni evolucionarán correctamente .

Ante pacientes con baja reserva donde hemos obtenido pocos embriones, si uno de esos embriones evoluciona en día 2 (D2) haremos la transferencia embrionaria ese mismo día, ya que, un embrión donde mejor evoluciona es en el útero.

Cuando nos encontramos con un número adecuado de óvulos y por consiguiente un número adecuado de embriones dejamos evolucionar hasta día 3 (D3). Si se da el caso de que sobran uno o varios embriones los dejaremos evolucionar en laboratorio hasta día 5 (D5).

A veces se busca directamente la transferencia en día 5 (D5) en pacientes que han tenido problemas anteriormente, o en parejas que ya tienen un hijo y buscan una transferencia de un sólo embrión

Transferencia embrionaria selectiva de un sólo embrión.

Una vez que tenemos los óvulos fecundados (Fecundación), los dejamos en cultivo en el laboratorio para ver su evolución. En función del número de embriones y de su calidad decidiremos si esa transferencia será en día 2 (D2), día 3 (D3) o día 5 (D5).

5. Vitrificación de embriones

La Vitrificación de Embriones es la última etapa de un ciclo de Fecundación In Vitro (FIV).

¿Qué es la Vitrificación de Embriones?

Una vez hecha la transferencia embrionaria, aquellos embriones sobrantes los llevamos al proceso de Vitrificación. La Vitrificación es un proceso de congelación a muy baja temperatura (-196º). Una vez congelados la calidad del embrión queda intacta, lo cual es muy beneficioso para pacientes que no han tenido éxito en su primer ciclo.

¿Qué destinos nos marca la Ley?

El destino que nos marca la ley para esos embriones congelados son 4.

  • Utilización en la propia pareja: Si la pareja o paciente no ha conseguido quedar embarazada en el primer ciclo siempre podrá utilizar sus embriones vitrificados para intentarlo de nuevo en otro ciclo.
  • Donación: Una pareja decide hacer un tratamiento de Fecundación In Vitro donde obtiene un número de buenos embriones y consigue el embarazo transfiriendo uno o dos. Si la mujer tiene menos de 35 años y el varón menos de 50, esos embriones congelados podrán ser donados a otras parejas
  • Procesos de Investigación: Actualmente no existen procesos de investigación que soliciten embriones por lo tanto el mantenimiento de los embriones sería siempre a cargo de la pareja.
  • Cese de su conservación: Para poder hacer el cese se necesita de dos informes de médicos ajenos al Centro donde indiquen que la paciente no puede recibir esos embriones.

Cese de Conservación de Embriones

Existen unas indicaciones específicas para acabar con la Conservación de Embriones congelados :

  • Intervención quirúrgica: extirpación del útero
  • Enfermedad: Si el embarazo puede poner en peligro a la paciente.
  • Fallecimiento paciente
  • Final de su vida reproductiva: La ley no marca una fecha exacta, sin embargo, las Sociedades Científicas consideran que a partir de los 50 años no deberían someterse a tratamientos de Reproducción Asistida. Por lo tanto su vida reproductiva llega a su fin.

Mantemiento Congelación Embriones y Proceso de Descongelación

Cabe recalcar que el mantenimiento de la congelación de embriones va a cargo de la pareja

El proceso de descongelación de embriones sólo se puede llevar a cabo cuando las dos partes están de acuerdo.

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Veirase S.L. .
  • FinalidadModerar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios JACABA S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.