Buena madre, mala madre: el baile de los adjetivos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Pepa J. Calero; Matrona, psicóloga y escritora nos cuenta en su blog la situación que ha atravesado una madre al criar a su hijo de manera diferente a su círculo más cercano: madre, hermana y amiga. “Sentía que le recriminaban no ser una madre sacrificada”

“Mi suegra, mi hermana y hasta mi mejor amiga creen que soy una mala madre. No lo dicen, no hace falta. Noto sus miradas acusadoras cuando les hablo de mi pequeño de año y medio durmiendo en nuestra cama, de los potitos que le gustan, de la guardería donde come, del parque infantil al que va con su padre, de la comida que compro, de mi trabajo, de la asistenta, del fin de semana que me fui con mis compañeras y cosas de esas. He decidido hablar poco, alejarme de ellas y vivir mi vida, pero están ahí. Son su abuela, su tía, su madrina. Nunca seré como ellas, lo sé, sufridoras y anegadas madres. Tampoco se si quiero serlo. Estoy criando a mi hijo lo mejor puedo, sin embargo, no me siento bien” Continua la lectura en el blog de Pepa J. Calero.

[/vc_column_text][vc_btn title=»Enlace a la Noticia» shape=»square» color=»default» i_align=»right» i_icon_fontawesome=»fa fa-link» link=»url:%20http%3A%2F%2Fwww.huffingtonpost.es%2Fpepa-j-calero%2Fbuena-madre-mala-madre-el_b_10774740.html%3Futm_hp_ref%3Dspain||» add_icon=»true»][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Veirase S.L. .
  • FinalidadModerar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios JACABA S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.